"Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas."Isaías 54, 2


   Recuerdo que siendo recién convertido al evangelio, uno de los primeros coritos que aprendí y que me gustaba mucho por su letra y su ritmo pegadizo, decía así:

《Somos un pequeño pueblo muy feliz,
    somos un pequeño pueblo muy feliz.
    El Señor es nuestro guía,
    Él nos colma de alegría.
    Somos un pequeño pueblo muy feliz. Oh sí.》

Hoy, años más tarde, me pregunto a mí mismo...



¿Se puede ser feliz, puede el Pueblo de Dios ser feliz encerrado en la conformidad de ser y permanecer siendo un "pequeño pueblo" limitado por...? 



Algunos dirán que Dios eligió al más pequeño e insignificante pueblo de la tierra, y es verdad: 
Si Yahvé se ha ligado con vosotros y os ha elegido, no es por ser vosotros los más en número entre todos los pueblos, pues sois el más pequeño de todos los pueblos. Deuteronomio 7, 7
Otros podrán decir que Jesús llama a los suyos "rebañito mio", y también es verdad:
No temas, rebañito mío, porque vuestro Padre se ha complacido en daros el Reino. S Lc 12, 32  (otras versiones dirán: manada pequeña)
Y también Jesús nos dice que los que se salvan son pocos, y que para ello hay que esforzarse y entrar por la puerta angosta. Y también es verdad.



Pero ... ¿Quiere decir esto que debemos vivir felices en el rebañito, encerrados en el, conformados con ser buenos aunque pocos, y más o menos bien avenidos?

Jesús nos asegura ser la Puerta de las ovejas, y nos dice que el que por Él entra se salvará, pero continúa diciéndonos: 
"...y entrará y SALDRÁ y hallará pasto"
S Juan 10, 9



Es en este sentido que entiendo las palabras del Papa Francisco:




Decir "prefiero", no quiere decir "quiero". El Papa Francisco no quiere una Iglesia accidentada, herida ni manchada. Ni tampoco una Iglesia enferma por el encierro en sí misma. Pero si tiene que elegir, prefiere la primera. Todo depende de la visión y actitud de la Iglesia ante la voluntad de su Marido. Su Marido es el Dios del mundo TODO, y junto a su Esposa sale, quiere salir a conquistar y transformar al mundo con el mensaje transformador y renovador del evangelio, como antaño hizo aquel "pequeño grupo de discípulos" que no era feliz en aquel aposento alto, ni se conformó en seguir solo sus criterios, y que tuvo la valentía de salir con la Paz y el Poder del Espíritu del Resucitado.

El propósito de Dios al elegir lo pequeño
es mostrar al mundo su GRANDEZA.

Ojalá no nos cohibamos 
ni seamos escasos 
ni para con Dios
ni para con el mundo. 

Isaías 54,
2. Ensancha el espacio de tu tienda, extiende las lonas de tus moradas, no te cohibas, alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas,
3. porque te extenderás a derecha e izquierda, y tu descendencia poseerá las naciones y poblará las ciudades desiertas.
4. Nada temas, que no serás confundida; no te avergüences, que no serás afrentada. Porque te olvidarás de la vergüenza de tu juventud y no volverás a recordar el oprobio de tu viudez."
5. Porque tu marido es tu Hacedor; Yahvé de los ejércitos es su nombre, y tu Redentor es el Santo de Israel, que es el Dios del mundo TODO."


Entradas populares de este blog