Que la "norma" nos rija sin que nos devore.

S Lc 19, 10. pues el Hijo del hombre ha venido 
a buscar y salvar lo que estaba perdido."
________________________________________________________

Debemos dejar que la Palabra se haga cuerpo y mueva nuestras manos, nuestros ojos, nuestros gestos. Que los mueva de un modo nuevo, ligado a la paz, la justicia, a la ternura.

María es la testigo autorizada de que Dios está en la vida y la transforma.
Que, al final, lo sagrado y lo real coinciden. (Ermes Ronchi)


Entradas populares de este blog