Domingo 1º de Adviento - Ciclo A 
27 Noviembre 2016

<< Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. …>> 

Jesús nos invita hoy a mirar al pasado, a la historia, y a la luz de la historia reconocer los signos de nuestros tiempos. Para mí eso es el Adviento, no solo mirar a nuestro mundo y reconocer su necesidad de Cristo, sino mirarnos también a nosotros mismos en su contexto y reflexionar. Reflexionar si estamos siendo lo que Dios espera que seamos en medio de un mundo que, pareciera, solo vive para comer, beber, trabajar, casarse... y morir.


Adviento es espera, esperanza, pero también es preparación, acción, sobretodo COMPORTAMIENTO consecuente, coherente con lo que creemos y esperamos (nos dice hoy la segunda lectura)

<<Comportaos reconociendo el momento en que vivís, pues ya es hora de despertaros del sueño,…>>

Había muchas familias en tiempo de Noé, pero Dios hubiese tenido que cambiar la historia si Noé y la suya no hubieran sido coherente con la fe y la esperanza que recibieron de Dios. El fruto consecuente de la fe de aquella FAMILIA dio origen a un mundo renovado.
Posteriormente, y de nuevo, otra FAMILIA “La Sagrada Familia de Nazaret, José y María”, pusieron sus vidas y esperanzas en Dios, creyendo se comportaron, y siendo consecuentes con su Fe, nos trajeron encarnada la Salvación de Dios.
Cuán importante es la “Familia” para Dios, dentro de sus planes. Dios mismo es Familia: Padre, Hijo, Espíritu Santo. Por eso, nada es tan atacado en el mundo como la Familia. El adversario de Dios y nuestro, ataca a la familia en todas las formas posibles y a su alcance. Pues sabe que destruyendo, separando, rompiendo los lazos de la familia rompe el plan de Dios. No solo la familia a nivel hombre y mujer, sino en todas sus formas. También en su forma de familia de comunidad, familia eclesial, familia de la fe, Iglesia.
<<... dejemos, pues, las obras de las tinieblas y pongámonos las armas de la luz. Andemos como en pleno día, con dignidad. ... nada de riñas y envidias. Revestíos más bien del Señor Jesucristo.>>
Quizá no podemos evitar que ocurra hoy lo mismo que ocurría en los días de Noé, pero sí hay algo que podemos hacer y que nadie nos puede impedir: RENOVARNOS Y RENOVAR AL MUNDO desde mi, tu, nuestras familias.

Papa Francisco: 

LA FAMILIA ES EL LUGAR DONDE NACE JESÚS.

<<La gran misión de la familia es “hacer lugar a Jesús que viene, recibir a Jesús en la familia, en la persona de los hijos, del marido, de la esposa, de los abuelos, porque Jesús está allí. Recibirlo allí, para que crezca espiritualmente en esa familia”>>
<<La familia es un “don” que “el Señor hizo al mundo desde el principio” y que “Jesús ha confirmado y sellado en su Evangelio”>>
<<Hacer espacio “en nuestro corazón y en nuestras jornadas al Señor”, como lo hicieron también María y José. Pero “no fue fácil: ¡cuántas dificultades tuvieron que superar! No era una familia fingida, no era una familia irreal. La familia de Nazaret nos compromete a redescubrir la vocación y la misión de la familia, da toda familia”.
https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-explica-la-gran-mision-de-la-familia-10214/

Entradas populares de este blog